8 cosas que debes saber cuando buscas inversión para tu película [Parte II]

Seguimos con los tips para ayudarte a ver el camino más claro 😉

Este post es la segunda parte de otro post que publiqué la semana pasada.  Lee primero el post PARTE I, antes de continuar con este.

Y disculpa la longitud de ambos. Besines.

En todos estos años que llevo trabajando en lo relacionado al desarrollo de un proyecto audiovisual y la optimización de los procesos para incrementar el número de películas que se consiguen producir a final de año, he hablado con muchísimos profesionales y no-profesionales, empresas, senior, amateurs, etc. He visto y he aprendido muchísimas cosas de nuestro sector y nuestra profesión y una de las preguntas que más se repite, y que, a su vez, es la que más se desconoce es: ¿cómo consigo financiación para mi proyecto audiovisual?

Una pregunta que se caracteriza por ser un arma de doble-filo que lamentablemente deja más víctimas que supervivientes. Los que más, los que emprenden un proyecto pensando que el dinero para avanzar en su desarrollo llegará apenas comienzan… y no, el dinero puede tardar años y años.

¿Empezamos?

1.El promedio en tiempo que se toma en levantar un proyecto se encuentra entre 3 y 5 años.

2. Aprende los conceptos básicos, como Riesgo.

3.¿Qué tipo de película es? La estructura de financiación lo es todo.

4. Las películas SON rentables, otra cosa es que trabajamos duro para que no lo sean:

Seguramente ahora te estarás haciendo muchas preguntas del tipo: ¿Cómo es posible que el cine independiente sea más rentable que el cine de Hollywood?

giphy

No te preocupes, tengo preparados para las próximas semanas una serie de post que así lo demuestran. Pero básicamente, el resumen de lo que allí desarrollaré es el siguiente:

Es posible conseguir una rentabilidad en una película independiente si se conjugan a la perfección estos tres aspectos:

1. Un excelente trabajo de desarrollo
2. Un excelente planteamiento de producción
3. Un excelente trabajo de distribución y promoción.

Si se escatima en los costos de algunos de estos tres aspectos (que por regla general se suele hacer en los tres), entonces no son más rentables, son una bomba de relojería.

Visto así puede parecer que ésta regla parezca una utopía y que por tanto, es imposible que una película independiente pueda generar ganancias. Entonces ¿por qué otros sí lo han logrado?

> La respuesta es sencilla, porque se han juntado un equipo de profesionales y de empresas y han cumplido su parte.

Existe un número importante de películas independientes, de bajo presupuesto, con muchísimo éxito y rentabilidad, que rompen absolutamente con esa creencia popular de “Las películas de Hollywood funcionan porque tienen más dinero”.

Una creencia popular muy arraigada incluso entre nuestros profesionales y empresas importantes, que alguna que otra vez he pillado diciendo “Es que en Hollywood tienen más dinero para promocionar las películas”, cuando su propuesta comercial no salió muy bien. Pero por qué existen películas independientes norte americanas, con presupuestos realmente bajos que llegan a todo el mundo.

Es que ellos tienen Sundance y Toronto” … Sip, pero nosotros San Sebastián, Berlinale, Cannes…etc…etc.

No hay excusa. Las estructuras financieras y de promoción de estas películas están muy bien hechas y no porque sean mejores que nosotros, simplemente porque se esfuerzan más.

¿Qué podría estar pasando con el cine europeo?

Nuestro cine consiste principalmente en un modelo subvencionado (y por tanto politizado).

Este modelo es realmente interesante puesto que, sin él el cine directamente no existiría y Latinoamérica es la primera que así lo sabe, dígame México y Argentina. Pero a la vez es bastante castigador con los nuevos talentos, con la economía de la industria y, en muchas ocasiones, con el propio espectador.

Antes de continuar, sería importante primero reflexionar sobre la propia palabra y su significado: Subvención, son ayudas económicas que otorga un Gobierno con una vocación universal de ayudar a la sociedad. Es decir, y según la wikipedia “suelen utilizarse en actividades consideradas de interés público, o en circunstancias de interés social. Como técnica de intervención administrativa, pertenece al conjunto de instrumentos propios de la actividad de fomento”. Entendiendo como interés público aquello que ofrece seguridad del estado de bienestar, mejor sanidad, economía para el país, puestos de trabajos, protección del patrimonio cultural, etc…

Esto aplicado al cine da como resultado que, todas las películas generan puesto de trabajo y son “patrimonio cultural”; ergo todas tienen un carácter social, por lo tanto, las películas independientes y comerciales pasan por el mismo aro que las de autor… Yeap, Mentiras y Gordas con Isabel Coixet, claro, claro.

Si no leíste la parte uno de este post, para darte contexto yo suelo diferenciar entre película de cine independiente que tienen un carácter comercial y películas que son de autor, cercanas a una obra de arte y que su fin último no es generar riquezas si no formar parte del patrimonio cultural de la sociedad, como puede ser Coixet.

Las subvenciones pueden vender públicamente que son para apoyar la Cultura, pero la historia así lo demuestra que no siempre es para apoyar las “obras de arte” y meten todo el cine en un mismo paquete. ¡Mal!

Mientras que una película de autor no debería contar con un plan comercial y retorno, ya que su génesis es arte en su máxima expresión. En teoría, las películas independientes sí deberían demostrar un plan de retorno, a través de una estructura real financiera y un plan comercial coherente que demuestre ese retorno…


Sólo añadir que en otros sectores subvencionados cuando no se cumple a rajatabla con la justificación de las subvenciones se exige que se devuelva el importe aportado por la entidad … en el mundo del cine, nop. Se amortizan oye. 🙂


¿Qué genera esto? Un círculo vicioso, con comportamientos repetitivos, poco innovadores, que arriesgan bien poco y provocan procesos altamente estandarizados en cuanto a producción y promoción, aplicando los mismos procesos de desarrollo, inversión y promoción a todos los tipos de proyectos audiovisuales, lo que ha causado un estado de “estancamiento” y poco desarrollo de tejido industrial y profesional (Con amor, todo sea dicho❤).

No lo digo yo, incluso lo comenta Raúl Arévalo cuando asegura que “En España sólo se puede hacer cine si tienes una televisión detrás…” ¿Por qué será…?

Algo no puede andar bien cuando:

• Son más los proyectos subvencionados que no llegan a las pantallas.
• Complejidad para descubrir y apoyar los nuevos talentos.
• Contenidos similares casi siempre.
• Directores similares casi siempre.
• Recaudaciones muy parecidas casi siempre.

Lo más preocupante de todo esto, es que han pasado más de 30 años de estas carencias y precariedad en algunos aspectos y no hemos sabido reflexionar a ciencia cierta por qué no hemos evolucionado y crecido como una Industria normal.

Sin embargo, yo soy de mente inquieta y no puedo parar hasta encontrar una respuesta lógica a todo para mejor su funcionamiento, no he podido evitar investigar, entrevistado a muchísimos profesionales para que me dieran su punto de vista. ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

Por supuesto cada uno tiene su explicación personal, fruto de esa experiencia de todos los años vividos esta profesión y un poco de ese saber popular, para que nos vamos a engañar. Explicaciones han habido de todo, de lo más variopinta y todas repletas de consignas muy similares

• Es que Hollywood tiene más dinero…
• Es que en Europa se apoya más…
• Es que en España….
• Es que siempre se la dan a las mismas personas…
• Es que las temáticas siempre tienen que ser las mismas…
• Es que tiene un criterio aleatorio
• Es que, es que….

Nadie ha dicho:

• Me equivoque con la fecha de estreno de la película y pinchó en taquilla.
• Me la jugué con el presupuesto, no puse una partida mínima para mover la película pensando que alguna distribuidora la llevaría y perdimos todo el dinero.
• No invertimos lo suficiente en el desarrollo del guion, salimos a rodar y tuvimos que reescribir entre rodaje y montaje. Lo que costó 1 millón de euro más.

Parecerá broma, pero nadie dijo nada de “hemos hechomal”, ni una sola asomó si quiera una mini autocrítica.

Hell yeah!

tumblr_inline_nm27t9eywn1t9r851


Y aquí una reflexión de la que escribe.

Cómo sabéis, mis post siempre tienen alguna chorradita de estas.

El post de la semana pasada, que corresponde a la primera parte de este, recibió una crítica. Sí, por primera vez en la historia de este blog, he recibido mi primera crítica. La razón porque lo comento es porque para mi, las críticas son fundamentales. Te permiten autoevaluarte y descubrir si estas en lo cierto o no. De este modo siempre puedes corregirte y llegar más lejos. El problema es que mi primera crítica no trató sobre lo que ahí exponía y la información que estaba compartiendo, era por la forma cómo lo exponía.

Obviamente la persona tiene razón, yo podría intentar ser un poco más cortés con mis lectores y utilizar más metáforas y paños calientes para no ser tan directa. El problema, es que quien me conoce, sabe perfectamente que, si hay ALGO por lo que me caracterizo, además de estar constantemente buscando patrones a todo, es por mis “Golpes de Realidad”. Te digo la verdad directamente. BAM!

Como sabes, esto no es un blog-al-uso, de esos que encuentras en google y que tras pasar horas leyéndolos descubres que no has aprendido nada, pero has comprado cinco cursos online de los que tampoco aprenderás nada. Mi intención, desde que hice este proyecto era transmitir información, estadísticas y herramientas, que te permitieran descubrir la realidad del mundo en el que estás y llenarte de soluciones para que pudieras conseguir el éxito.

Mis posts no están configurados para que disfrutes a leerlos, están desarrollados con golpes de realidad, uno tras de otro para que no pierdas ni un minuto de tu tiempo en aquello que no te llevará a conseguir lo que quieres.

Aun así, pido disculpas si en algún momento te sientes ofendido, si me conocieras sabrías que no tengo ninguna otra intención que ayudarte diciéndote (tal vez la única persona) la verdad de las cosas.

Fin de mi reflexión 🙂


Siguiendo entonces con el modelo subvencionado.

Sí es cierto que en España se hacen algunas cosas muy bien, y cuando se hacen, ¡se hacen impecablemente! Los demás países podrán tener más ayudas económicas, pero ¿cuántos Bayonas, Almodóvares, Sorogoyens, Amenabars conoces alemanes?

Igual soy poco conocedora, pero que yo sepa de Alemania tengo “La Historia Interminable”, “Corre Lola corre”, “La Ola”, “Soul Kitchen”…

Cuando dices: “Es que en Alemania subvencionan con 400 millones el cine y en España sólo 30 millones”, simplemente estás validando la idea de que aquí somos unos auténticos genios (que sí) o más bien validando que la solución del éxito no se encuentra en el dinero que otorgan los Gobiernos, sino en la profesionalización.

Todos los directores que he nombrado y sus guionistas y sus productores son unos profesionales como un TEMPLO. Con sus más y sus menos, pero trabajan bien.

>>> Ay mira, un lugar a donde puedes ir a aprender… 🙂 (Besines)

5. La desgravación fiscal NO ES una subvención.

Gravísima confusión que la he visto cometer una y otra vez a los periódicos, y algún que otro profesional de renombre.

Este punto, me viene muy bien para explicarte por qué no debes hacer caso a todo lo que escriben los periódicos, pues uno de los más compartidos por nuestros maravillosos cineastas es “El Español”, que constantemente asume las Desgravaciones como Subvenciones y las explica como tal… ¿Qué demuestra esto? Que el que escribe y opina sobre nuestra Industria, no sabe muy bien de lo que está hablando… la verdad.

¿Son una ayuda? —> SI

¿Son una subvención? —> NO

Leer El Español no, leer el Confidencial Sí ❤

No son una subvención porque no es dinero a fondo perdido. Son una ayuda donde los Gobiernos esperan obtener con estas concesiones más dinero de lo que han dejado de percibir. La matemática es bastante sencilla.

Tienes 100 películas que se esperan producir al año. Sin embargo, al finalizar el año sólo se han producido el 50% ya que el resto no llegó a completar la financiación.

Con las ayudas:
Tienes un grupo de personas físicas y jurídicas que han conseguido ganancias a final de año, y que por tanto, tienen que pagar a Hacienda sus impuestos. Supongamos que la suma es un total de 1.000€

El Gobierno, utiliza esos 1.000€ para producir más dinero, ¿cómo? Invirtiéndolos, en astilleros haciendo barco o en AIE’s haciendo Cine 🙂 Lo que da como resultado:

Aumenta el número de producciones: poner esos 1.000€, activa esas 50 películas que se quedaron sin ser producidas por falta de fondos, consiguiendo un total de 100 pelis rodadas a final de año.
Mayor recaudación de impuestos generados por la producción: antes se recaudaba IVA e IRPF de la producción de 50 películas, ahora recogen impuestos de 100 películas.
Mayor recaudación de impuestos generados por la taquilla: antes se recaudaba el IVA de la taquilla de 50 películas, ahora se recauda IVA de 100 películas.

Las desgravaciones o descuentos fiscales son algo fantástico que han sido el salvavidas para algunas Industrias como la española. Y ahora todo el mundo, sin entender muy bien qué son o cómo funcionan quieren aplicar esto a sus películas. Me parece una excelente idea, sólo si conoces primero los riesgos.

Aunque se esté trabajando fuertemente porque exista una seguridad jurídica, todavía no la hay al 100%. Existen pequeños vacíos que tienen que irse eliminando con el paso de los años. Esos “vacíos legales” te pueden meter en un apuro grave con tus inversores incluidos, por lo tanto ¡hay un alto riesgo! Por mucho que se empeñen en decir lo contrario.

Por tanto, lo que debes saber no es sólo sus múltiples ventajas, que son realmente buenas, sino sus múltiples peligros. La desgravación se realiza a través del vehículo que se conoce como Asociación de Interés Económico (AIE) que a su vez se caracteriza por:

1. La AIE se tiene que constituir desde el minuto cero, es decir, antes de que entre cualquier euro (o la moneda que sea).

2. Tienen un costo importante de manutención. Principalmente generado por el bufete de abogados que la tiene que llevar. Y te preguntarás, ¿y si la llevo yo? Espero que el siguiente punto te persuada de hacer semejante tontería.

3. Su estructura es de transparencia fiscal. Quiere decir que los beneficios fiscales que genera esa asociación, suben directamente al accionariado. Se traspasan a los participantes de esa AIE, o sea tu y tus inversores. Así como cualquier denuncia de cualquier técnico, cualquier delito, muerte de un actor o una demanda de una distribuidora (o major) que sienta que no se ha respetado el contrato de explotación y de exhibición (esta es la más habitual). No demandan a tu empresa/asociación te demandan a ti y a tus socios directamente, teniendo que responder personalmente.

Son altamente irresponsables las personas (porque no voy a llamarlos profesionales) que están llevando una AIE con inversores incluidos sin un bufete de abogados o un experto en gestiones fiscales de este tipo detrás. ¡Altamente irresponsable! Lo único que trae es más problemas a nuestra industria y desconfianza en la inversión privada… y esto “con amor” no lo voy a decir. Es más, como me entere les mando a Jake ¿nos entendemos?

giphy2

… Sorry que me ponga así, pero no te haces una idea de la cantidad de personas con AIE’s e inversores metidos sin expertos profesionales gestionando y manteniendo dichas asociaciones.

¿Te preguntabas por qué el cine independiente tiene tantos problemas? Aquí una de las razones más trending del momento. No es una tontería, a nada que una AIE’s peta, al día siguiente está en todos los periódicos diciendo “El cine ha perdido tantos millones en tal película…” #MalaReputación mal infundada….

6. No subestimes la partida de promoción y la distribución.

De toda la vida, si no promocionas no vendes y si no vendes te quedas con una película de 2 millones en el cajón de tu casa. Esto le pasa a muchísima gente. Primero debes hacer un ejercicio real de cuánto cuesta tu película y segundo, y más importante, evitar actitudes como:

1. “Rodar mi película cuesta un millón de euros, y la partida de promoción ya que la asuma la distribuidora, la cadena de televisión o a quién le toque, con lo que consideren”. Aunque sea lo más habitual, no es lo correcto… sin embargo, salir de este círculo vicioso es tan complicado que necesitaríamos cinco posts como este para poder librarnos de él.
2. “Rodar mi película cuesta un millón; voy a recortar el presupuesto a 700 mil porque no consigo más financiación y tengo mono de rodar”. Si el punto uno es muy grave, este lo es aún más. No sólo estás recortando en promoción, ahora también en calidad. Por lo que después de hecha, cuando vayas a buscar alguien que la distribuya… ¡Suerte! Las estadísticas dicen el 97% de estas películas se quedan sin distribución de ningún tipo, y te hablo de miles y miles de películas al año. Si haces esto, estás cayendo en el mito del Low-Cost.

3. “Rodar mi película cuesta un millón, he conseguido subvención, inversión privada, pero todavía no tengo distribución” Lo de la inversión privada es todo un misterio que me cuesta comprender cómo un inversor privado le interesa en participar en una estructura financiera donde la partida de marketing – todavía está por verse -. Pero bueno, supongamos que es así. Aunque estemos hablando de una película de autor siempre debe haber una distribuidora detrás. Dar por sentado que “se mandará a Festivales” es un acto de extrema irresponsabilidad y los años y las estadísticas han demostrado que son más las películas que se quedaron sin siquiera llegar a un festival que las que sí.
4. “Rodar mi película cuesta un millón, he conseguido el 40% en subvención y todavía me falta inversión, distribución, agente de ventas, etc… Voy a rodar con ese cuarenta y ya más adelante veré cómo pagarles a todos los trabajadores que la materialicen” Esto me da una rabia tan extrema, que me cuesta encontrar las palabras adecuadas para no sacar emoticones con puntas afiladas. Seguramente quienes leen este blog son principalmente directores, guionistas y productores y por eso lo digo sin pelos en la lengua. Deberían hablar y conocer más a estas personas que ponen todo su esfuerzo en un proyecto que no es el suyo, ni lo podrán amortizar de ninguna manera. En ocasiones es verdaderamente doloroso las historias de estas personas y son muchísimos los que dejan nuestra profesión por actitudes tan feas como estas. Por no hablar de todo el mal rollismo ultra generado que existe en la Industria… Pasearos un poco por los grupos de facebook para que veáis la cantidad de productoras denunciadas por malas prácticas como estas. Una penita todo, la verdad…Por eso, si me encuentro a uno de estos les dedicaré la siguiente imagen

q0qnk

Son errores de finanzas y ética profesional muy básicos que dan como resultado que el número de fracasos crezca más rápido que el de éxitos, y con ello la mala reputación de la industria. Estamos cansados de escuchar “No es que Juanito y pepita están quemados…”

Está mal, y todos debemos estudiar de manera responsable estos fallos, para aprender y no volver a cometerlos… ya ves, soy un bicho raro que siempre está buscando cómo mejorar.

¡OJO! No confundir al emprendedor con el piratilla. Que todos tenemos que empezar de alguna forma. Trabajando gratis se aprenden muchísimas cosas. Yo me pasé dos años trabajando de gratis en teasers, películas y programas de televisión y aprendí todo lo que no quería ser… 🙂 Si estás empezando lo puedo entender, si llevas toda una vida siendo un piratilla ¡No lo puedo entender!

NOTA: La nueva Ley del cine, ha intentado modificar la normativa para corregir la – picaresca – y los – errores – en nuestro “saber hacer”. A ver cómo resultan todos esos cambios…

7. Fundamental conocer tu plan de financiación y cómo vas a obtener cada parte;

Primero tienes que saber el presupuesto real de tu proyecto (espero que a estas alturas ya hayas entendido que la parte de promoción se debe poner); Acto seguido lo tienes que separar por porcentajes y establecer, de manera realista, de dónde vas a conseguir cada partida.

La parte más complicada de conseguir será siempre la primera aportación , ¿quién es la persona, empresa o entidad que está dispuesta a apoyar tu proyecto cuando representa un riesgo del 100% o del 90%? Y no hablo de aportaciones en especies, esas son importantísimas, pero no se pueden igualar a las dinerarias.

Aunque esa primera aportación es la más complicada tienes dos maneras de reducirlas:

1. Consiguiendo todo el apoyo (o cartas de intención) posible de equipo técnico súper cualificado y equipo artístico (este es fundamental); empresas, instituciones, proveedores, etc.

2. Consiguiendo dinero líquido para tu proyecto; Cash.

En Europa se entiende que los Ministerios con las subvenciones son los que otorgan esa y en el modelo anglosajón los fondos de inversión de riesgo. Esto querido lector es la razón principal por qué el americano consigue en mayor medida el retorno de la inversión y el europeo no.

Mientras que en el europeo la primera aportación se hace a fondo perdido y por tanto tu proyecto sólo tiene que tener un carácter social y cultural; en el modelo americano para acceder a esa primera aportación tienes que demostrar con exactitud la viabilidad futura que tendrá tu proyecto; teniendo en cuenta que debe tener un retorno. Por lo que la preparación del proyecto es aún más compleja, así como su estructuración financiera y su explotación comercial.


Qué fuerte, me ha costado 10 páginas de word para descubrir el secreto mejor guardado del cine y cómo financiarlo. La próxima haré un post donde ponga el título, el párrafo que acabo de poner aquí arriba y ¡Fin!


La segunda grandísima ventaja que han traído las desgravaciones fiscales es que, al necesitar la participación de inversores privados, los proyectos se tienen que preparar casi al mismo nivel como los proyectos anglosajones. Tienen que ser altamente atractivos para el inversor y por tanto demostrar, de manera real que habrá un retorno. En los últimos años son más las películas que llegan a la pantalla con una AIE detrás que las que no.

Otra forma de reducir el riesgo es con tu reputación. Imagina la marca personal de un productor, un técnico, un artista o una empresa es como un mínimo garantizado. Cuanto mayor sea ese mínimo garantizado menor será el riesgo.

Por ejemplo, si Belén Atienza dice “Me apetece hacer una película de…” No ha terminado la frase y ya Telecinco está haciendo el traspaso de dinero. ¿Por qué? Porque esta mujer representa la Beyoncé de la producción española. Todo lo que hace, triunfa… Recuerda, tu conociste a Beyoncé cuando consiguió el éxito; igual que Atienza. No subestimes todo el esfuerzo y las horas de trabajo que les costó a las dos para llegar donde están.

beyonce-standing-in-charge-dancing-gifg

…. ya lo sé, esto de los GIFs se me está yendo de las manos.

Si estás empezando, te recomiendo que intentes asociarte con alguien que tenga una reputación más altam, así aprenderás a hacerlo bien. Si eres un guionista, intenta escribir la mejor historia para que te pille una buena productora y si eres una productora que está empezando, intenta conseguir otra ya consolidada con varias películas y subvenciones que te desbloquee el acceso a la financiación.

Una vez tengas el equipo, es cuando puedes pasar a la segunda fase, la fase de las financiadoras; en Europa claramente son los Canales de Televisión y ahora con la llegada de Netflix y HBO hay más espacio. En Estados Unidos, desde siempre han sido las Majors, y también los canales de televisión, plataformas, etc.

La idea que debes tener siempre en la cabeza es la siguiente, estas personas leen un promedio entre 8 y 10 guiones al día; lo que da una módica suma de casi 3.000 películas, series y documentales al año. Por tanto, debes estrujarte el cerebro todos los días pensando <cómo voy a ser el mejor, el que elijan>.

Que tu guion y tu idea es la mejor nunca antes vista, es un punto de vista un tanto infantil.

Que tu guion y tu idea es la mejor nunca antes vista y por tanto lo has acompañado con un excelente empaquetado (packaging), un buen análisis de guion que valida lo bien escrito que está tu proyecto y una estrategia de producción y comercialización que desprende en cada una de sus páginas “profesionalidad”, es el punto de vista perfecto. Y lo que causarás es que el inversor y el financiero será: “necesitamos trabajar con ellos”.

—–> Esta es la clave del éxito:

Consigue los que abren puertas, haz mucho networking, conoce al mayor número de personas, utiliza todas las herramientas online que existen, ¡muévete!
Consigue los mejores empaquetadores, que creen el mejor envoltorio para tu proyecto para que se venda por sí sólo. Un guion TOP, con una propuesta de dirección exquisita, con una estructura financiera excelente…
Consigue los que tienen el poder de hacer los proyectos realidad, los financiadores.

8. Un inversor profesional espera multiplicar por 4, algunos por 8.

Si estás valorando la entrada de un inversor privado en tu proyecto es importante que entiendas que los inversores profesionales (que también los hay) esperan multiplicar su inversión por cuatro. ¡Punto! Te prometo que no se leerán el guion, ni el dossier que dice que vendrá el actor tal, ni las cartas de intención de la distribuidora más grande de Europa… sólo mirarán de forma muy breve cómo multiplicarán su inversión.

Te diré más, si de verdad logras demostrar y garantizar esa recuperación y multiplicación de la inversión cualquier Fondos de Inversión de capital de riesgo estaría dispuesto a entrar.

Debes saber, que los proyectos estructurados a través de una AIE para obtener la desgravación fiscal y que están ofreciendo una rentabilidad HOT a los inversores y las empresas, no son interesantes para los Fondos De Inversión, ya que estos son las famosas Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAVs)

¿Por qué no le interesa? Porque las SICAV; existen para que un grupo de personas metan su patrimonio en un fondo que “debe” poner a producir dicha inversión, generando ganancias y riquezas para el país (esto en la teoría, jeje). A cambio de poner en “movimiento” ese dinero y no dejarlo parado en una cuenta del banco, el Gobierno le otorga a estos fondos un beneficio fiscal del 1%. O sea, que a final de año sólo le pagan a Hacienda un 1% de impuestos. La misma práctica que os explicaba en el punto de las desgravaciones para el Cine. El Gobierno deja de percibir ese dinero a cambio de que se ponga a producir, y los Fondos de Inversión son para eso, para producir riquezas y ganancias (en teoría, jeje).

— FIN —

Hasta aquí mí no-breve pero intenso repaso de cosas básicas que debes saber antes de ponerte a buscar financiación. Como puedes ver, no son muy básicas y si te soy honesta esto es sólo la punta del Iceberg de todo lo que existe ahí fuera… Por eso, el guionista no debe buscar financiación, ni el director, el productor sí. Esto está mejor explicado en la Parte I de este post.

IMPORTANTE,

Esto no es un post para “des-animar” al contrario; es un golpe de realidad. Es súper importante saber por dónde caminas porque así sabrás cómo llegar. Yo prefiero mil veces saber la verdad que ir con paños calientes y dando palos de ciego. Ahora sabes cómo lo puedes lograr 🙂

Así que ya sabes; si tienes alguna duda u opinión que quieras aportar; siéntete libre de hacerlo. Es importante que entre todos vayamos compartiendo experiencias y conocimientos para así avanzar en nuestra profesión…

¡Gracias por llegar hasta aquí!

—-> Eso significa que tienes un espíritu de Warrior; el mismo que tiene Beyoncé.

Nos vemos en la próxima entrega… Mientras tanto te invito te unas a nuestra comunidad en la FanPage de Facebook dándole like, y también que me dejes un like en este post, así wordpress se lo hará llegar a más guionistas y directores, haciendo crecer esta comunidad de futuros profesionales como la copa de un pino.

Te dejo una canción para que disfrutes y estimule tu creatividad (espero)

Nos vemos la semana que viene!

bye

 

Anuncios

3 thoughts on “8 cosas que debes saber cuando buscas inversión para tu película [Parte II]

  1. Gracias Andrea por exponer la información de manera tan clara. Tus formas al estilo “piña en la cara” me cae excelente! Mi camino ha sido bastante poco tradicional y podría decirse que no estoy empezando, pero si. Como consideras que debe manejarse óptimamente la distribución en el caso de los cortometrajes? O es que son un mundo completamente diferente, menos “rentable”? Hay algún post o página de donde pueda sacar más información al respecto? Muchas gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s